Mi polola pidió pico mientras me afeitaba los cocos

15 min

Estaba yo como todos los sábados afeitándome los cocos para que mi pico se vea más grande y por cuestiones de comodidad, de pronto sin avisar apareció ella, mi polola, una rubia delgada pero bien tetona y que me pidió pichula en ese momento tan inoportuno pero no me podía negar, la weona ya se iba a estudiar y si eso pasaba yo me tendría que jalar el ganso para aliviar mis necesidades de sexo, entonces hice una breve pausa para dejar que ella me chupara el pico que al tiro se puso duro y luego ya que estábamos bien calientes decidí penetrarla hasta llenarla de crema, no teníamos condón en ese momento pero ella lo pidió así que le di una cacha mañanera como debe ser. 

Compartir Tweetear