Maraca no dio la talla jugando Fortnite y se la culiaron

8 min

No es la primera vez que una mina del porno intenta tener una faceta como gamer, esta vez es Abella Danger quien hace el intento de ser una de las mejores jugando Fortnite bajo la supervisión de dos maridos, pero por lo visto la mina perdía demasiado, no tenía muchos conocimientos del juego y como castigo por haber interrumpido el juego de estos dos viciosos tuvo que hacerle un mamón a cada uno, ni siquiera le pidieron permiso, sacaron sus vergas para que ella comience con la mamada, pero la cosa fue más intensa cuando se la culiaron entre los dos, doble penetración por poser! Aunque nunca soltó el mando la perra. 

Compartir Tweetear