Con esa lencería mi mujer se convirtió en una bestia sexual

15 min
No olvides dar Like si te gustó!

Mi mujercita estaba tan insistente con que le compre una lencería que vio en Internet que decidí hacerlo de una vez, por eso no me gusta que pase tanto tiempo en Internet pero qué puedo hacer si la quiero tanto, es difícil conseguir esta prenda al menos para mí que no sé una chucha de tropa femenina pero al final pude comprarla, lo bueno de todo de ser un marido complaciente es que al final todo tiene su recompensa, ella se probó la wea y de pronto se convirtió en la puta más adicta del sexo de todo el mundo, me chupó el pico con tanta vehemencia que pensé que me lo arrancaría, qué sabrosas se le vieron las tetas con esa puta lencería, qué bueno que se la compré!