Cedí a sus chantajes y mi polola cogió con dos vecinos

6 min
No olvides dar Like si te gustó!

Es una historia muy larga, pero digamos que la mina se enteró algo de mí que podría poner en juego mi trabajo, es mi polola pero es una arribista, siempre aprovecha cuando tiene alguna ventaja para obtener más beneficios, ella tenía esa fantasía de tener sexo con otro mientras yo miraba, no sé por qué pero es algo que quería hacer y finalmente lo logró, no con uno sino con dos weones, vecinos nuestros, hablamos con ellos y luego de tomar algunas cervezas ella desató toda su puteza, se puso la lencería que le regalé en Navidad y se las chupó a esos weones, ya me llegará mi turno, la perra se la pasó bien. 


Tweet