Policía puta queda sometida a centenar de negros vergones

8 min
No olvides dar Like si te gustó!

Para Eliza Ibarra el pertenecer a las fuerzas del orden fue siempre un orgullo, aunque ya se sabía para ese entonces que sus métodos eran poco ortodoxos, sexuales, moralmente dudosos, pero lo importante para la policía es que esta chiquilla cuando le asignan una misión la cumple hasta el fin, eso la llevó a meterse a un peligroso barrio de Detroit donde un cuantioso número de pandilleros esperaba para su próximo ataque, pero la policía Eliza apareció y les dijo que la vida de crimen para ellos se acabó, ahora se dedicarán a hornear pastelitos y weadas de esas, pero antes ella ordenó sacar picos y ponerlos duros, abrió la boca en señal de "llénenme de leche perros" y ejecutaron un gangbang inolvidable para la policía puta.



Tweet