Mientras hace llamada de emergencia Asa Akira se dedea rico

6 min
No olvides dar Like si te gustó!

Fue un momento tenso para Asa Akira, hermosa japonesa que se vio en problemas en las calles, la mina sintió que un depravado la estaba persiguiendo, pero por suerte la perra encontró una cabina telefónica donde marcó al número de emergencias para que envíen la ayuda, la mina hablaba con la operadora y de pronto le dieron ganas de tocarse las tetas y la vagina, sus deditos sintieron ganas de entrar en su caliente chucha y es que era una forma de relajarse porque el temor la estaba invadiendo, entonces qué mejor que tocarse el huequito para liberar la mala vibra, parece que al otro lado del teléfono la operadora hacía lo mismo escuchando los sonidos de tetas y vagina en frotación de la japonesa. 


Tweet