Empleada japonesa deja reluciente la pichula negra del patrón

8 min
No olvides dar Like si te gustó!

Marica Hase como toda japonesa es muy disciplinada, ella estaba trabajando como empleada de limpieza, un dinerito extra nunca viene mal y ella estaba dispuesta a todo por salir de la crisis económica mundial, lo interesante de esta mina es que ya ni siquiera tenemos que ver cómo el negro jefe trata de convencerla para que haga la limpieza desnuda, ella ya lo está!... y como es de suponer no deja de limpiar, el patrón la mira, ese culo asiático es bonito y dan ganas de coger hasta romperlo, la mina por dentro moría por probar su pichula oscura y lo hizo con la excusa barata de que la quería limpiar también... la dejó brillante y reluciente, el negro la penetró por detrás hasta hacerla gritar con horror, pero disfrutaba mucho la mina, adorable.  


Tweet