Dormía desnudo y la empleada aprovechó para jugar con mi pico

40 sec

Yo estaba descansando y a punto de quedarme dormido porque en la mañana trabajé mucho y fui al gimnasio, luego regresé a casa y debido al calor preferí dormir tal y como dios me trajo al mundo, no me percaté que la empleada todavía seguía haciendo sus quehaceres, me vio y sentí que unas manos me agarraban el pico, me desperté y en efecto era la weona, no me molesté… al contrario la maraca lo hacía muy bien lo cual me sorprendió… como premio a ese gesto permití que me montara la tula para reventarla duro si es posible hasta hacerla saltar hasta el techo.

Compartir Tweetear