Apareció una gorda linda y tetona en la puerta de mi casa para chuparme el pico

10 min
No olvides dar Like si te gustó!

Porque los hombres también somos sensibles y merecemos alcanzar la felicidad, un buen ejemplo soy yo y esta hermosa gordita tetona es mi vecina, una simpática amiga que tengo desde hace varios años pero no habíamos empezado una relación adúltera desde que la vieja dejó a su marido, no sé qué habrá pensado el weon al descuidar a esta mina porque ella es de lo mejor sobre todo en el sexo, miren cómo mientras yo descanso tras una larga jornada de trabajo me agarra la pichula y hace lo que tiene qué hacer, masturbarme, rozarme sus tetas en mi pichula y comerla toda... me gustan sus rizos la hacen ver más puta, si todas mis vecinas hicieran algo así tan rico sería el hombre más feliz del mundo pero esta mujercita se hace cargo de todo, es un ángel del sexo.


Tweet