Una rica cacha con mi polola antes de entrar a la piscina

7 min
No olvides dar Like si te gustó!

Fuimos con su familia a un club campestre en las afueras de Santiago para relajarnos del estrés de la ciudad, la pega y todo ese ruido que hace que en ocasiones me den ganas de pegarme un tiro, ya me conocen y saben que soy un buen tipo así que me permitieron ir con ellos, pero mi polola es un poco más puta y me ha puesto en situaciones riesgosas en más de una ocasión aunque después de todo es imposible negarle pico a una linda tetona como ella, nos debíamos poner el traje de baño para darnos un chapuzón pero a ella se le antojó una culiada con crema en la cara incluida, por suerte nadie escuchó nuestros ruidos sexuales.