Un enorme palo negro hizo feliz a Riley Reid

8 min
No olvides dar Like si te gustó!

Riley Reid esta vez solo quería rentar una película para disfrutar con su pololo y pasar una noche romántica, pero se equivocó de tienda de videos porque esa solo es la fachada de un popular gloryhole donde las minas más maracas y adictas al pico acuden con toda la discreción del caso para chupar las vergas que normalmente no pueden encontrar en sus maridos, ella se perdió en medio de tantos estantes y se vio dentro de una cabina, se asustó al principio pero luego cuando vio salir del agujero un enorme miembro negro y duro se excitó, con cierta curiosidad lo manoseó y después de chuparlo pensó para sus adentros «esta verga se vería bien en mi sapito» y ya saben lo que pasa después. 


Compartir Tweet