Un día de desenfreno y perversión con Abella Anderson

10 min
No olvides dar Like si te gustó!

Pocas veces he visto perras tan buenas como Abella Anderson, al igual que muchos no proceso todavía el que la mina se haya retirado del porno, lo hacía tan bien y era tan puerca... frotaba pico con sus tetas y pedía que le hicieran cosas fuertes, no importa si le desgarraban el culo, lo que esta maraca siempre quiso fue que se la empujen duro y la llenen de crema, este fue un día de puro sexo con ella, desde que se encuentra con su amigo ya está con ganas, pero debe esperar a llegar al hotel para autoclavarse esa tula, le gusta jugar con sus tetas mientras la cogen... y cómo habla vulgaridades la mina!... era una muñequita preciosa y puta. 


Tweet