Sexo anal fuerte con maraca ninfómana

7 min
No olvides dar Like si te gustó!

A esta princesa la conocí en Coquimbo, hermosa, pero bien puta y con una adicción al sadismo que incluso es más fuerte de lo que yo tenía, es decir yo me consideraba como una animal del sexo pero cuando conocí a esta mina vi las cosas de otra perspectiva, aunque de momento no me ha pedido usar látigos y otros objetos de tortura pero no me sorprendería que en cualquier momento lo haga, porque esta vez me pidió que exclusivamente le meta la pichula por el culo, por el ano y sin ningún tipo de lubricante, fue un desafío pero yo gustosamente le metí el pico por su ano y fue muy rico, me dio temor por un momento de romperle el agujero pero ella pedía más y más y así hasta que le llené el ano con mucha crema. Aún así luce como un ángel hermoso. 


Tweet