Ser culeada en teleférico era la fantasía de Hanna Secret

5 min
No olvides dar Like si te gustó!

Hanna Secret es una alemana que combate el frío con cacha, con sexo del bueno, en cualquier momento y lugar, pero además siempre tuvo este deseo fuerte de ser penetrada en el teleférico, la mina finalmente estaba decidida a comerle la tula al pololo en una de esas cabinas, ambos sabían que era muy peligroso, los podían multar, pero hacía frío y esos hermosos alpes suizos son el escenario perfecto para bombear el poto de esta rubia, ella estaba feliz porque finalmente ese deseo se iba a cumplir, a pesar del frío desnudó su culo y el pico la calentó, el weon se la metía fuerte porque también necesitaba calentar su abdomen y la pichula, las entrañas de esta minita le puso como una bazuca la pichula, ella la chupó, ya los habían visto... pero no se detuvieron hasta la expulsión de leche. 


Tweet