Rusa se masturbaba y pichulón llegó al rescate de la perra

10 min
No olvides dar Like si te gustó!

Las rusas nunca nos decepcionan amigos y esta vez le tocó el turno de ser la putita del día a Leah Meow, una mina que además de toquetearse como loca la chucha delante de la cámara Web, también gusta de los cosplay y poner cara de inocente, aunque es tremenda perrita golosa, sus orejitas rosas de conejita la hacen ver adorable, pero ese culo es lo mejor del mundo, se toca y masturba, hasta que aparece el pololo... o quizás era el vecino, el punto es que la mina estaba tan caliente que no pidió explicaciones, simplemente dejó que le manoseen la vulva, al juzgar por su rostro de placer ya era inminente que se la iban a clavar y ella lo pedía con solo su mirada, el weon disfrutó tanto de ese culito que la levantó literalmente con los huevos. 


Tweet