Qué ricos cachetes de esta mina, merece un anal duro en casa de su madre


No olvides dar Like si te gustó!

Sí, hubiera sido mejor otro lugar para culiar a esta morena hermosa pero no encontramos un mejor lugar, además estábamos desesperados y mientras paseábamos por la ciudad buscando un rincón para saciar nuestras bajas pasiones yo le tocaba los cachetes y no hace falta explicar mucho para que se den cuenta del por qué, creo que es el poto más hermoso que he visto en toda mi vida, un poco color chocolate pero sabroso, la casa de su madre fue el único lugar que se nos ocurrió y ella me dijo que quería sentirse empalada por lo que me recosté y le dije que podía sentarse para empezar con la labor... fui un anal rico, duró mucho más de lo que pensé y la llené por dentro tanto que luego tuvo que hacerse un lavado para sacar tanta crema.



Tweet