Qué rica culiada le di a la ginecóloga de mi mujer, era mi turno de examinar su choro pero con mi pico


No olvides dar Like si te gustó!

Mi mujer tiene una ginecóloga que la atiende siempre, ella no acepta que la atienda otro médico, esta weona ya es experta en verle el choro y las cosillas que se ocultan en él pero algo que he notado es que la mina está buena, tiene un cuerpo de modelo que me encanta al punto de que varias veces me he hecho pajas en el baño de la clínica, pero por fin se me dio la oportunidad de empujarle la tula, ella estaba con tantas ganas de tirar que nos fuimos a un motel, y pude ver esos cachetes en toda su expresión, me la culié fuerte y ella me lo pedía con más fuerza, quise llenarle los intestinos con mi leche pero al final le embarré el poto aunque esa parte no la verán porque me emocioné tanto que ya no pude grabar esa parte!