Por su día mi perrita se merecía mamar un enorme pico

5 min

Me llevé a esta linda morena a celebrar por el día de la mujer, pasé a recogerla de la oficina y ella estaba contenta por este detalle que tuve porque me la estoy joteando y con esa carita linda y tierna pues no pensé que fuera tan golosa, invertí un buen dinero para pagar la cena y una botella de vino algo cara y por suerte dio resultado ya que después de acariciarle las tetas nos fuimos al tiro a un motel y ella me dijo que quería chuparme el pico, me sorprendió la forma tan original de mamar verga que tiene esta mina, parece que estuviera comiéndose una barra de chocolate y en sus ojos se puede ver la felicidad de tener un buen pene en la boca.

Compartir Tweetear