Peligrosa robabancos cogida por policías hambrientos

20 min
No olvides dar Like si te gustó!

Dentro de sí la mina sabía que debía pagar por los actos delictivos que cometió en el pasado, ella pensó que podía vivir fugitiva por siempre, pero no fue así, gracias a un operativo policial la mina Angell Sumers fue capturada y llevada al calabozo a la espera de su sentencia, pero mientras esperaba eso los policías decidieron tomar la justicia por sus propias manos y como estaba hermosa la pendeja se metieron al calabozo con ella para sentir el culo criminal de esta francesa, ella al principio no quería, «son muchos picos, piedad por mi culo» pensaba ella pero era inevitable, la mina se sujetó de los barrotes para expiarse por todos sus delitos por el culo.


Compartir Tweet