No tuve piedad de esta maraca, estaba con muchas ganas de culiar

6 min

Pobrecita, ahora que la veo la mina sufrió mucho por el culo, pero ese día yo estaba con muchas ganas de culiar, de sentir la calentura de un culo femenino y ella estaba muy cariñosa conmigo mientras paseábamos por el parque escuchando el cántico de los pajarillos, pude convencerla de una cacha rica y ella me pidió que sea cariñoso y lo intenté, pero cuando me puso el poto así en esa posición uno solo piensa en meter y embestir sin parar, ya sus gritos y peticiones de misericordia fueron en vano… no lo voy a negar la mina tiene un culo perfecto para culear y lo mejor su carita graciosa esperando mis mocos.

Compartir Tweetear