No tuve piedad al cogerme a esta maraca bonita

15 min
No olvides dar Like si te gustó!

Se le hacía tarde a la mina para ir a la universidad pero a pesar de eso ella me decía que tenía antojos de pichula, yo debía ir al trabajo pero ella insistía, desayuné y ella me abrazó y me agarró el pico diciendo "quiero esto en mi boca!", me enojé un poco pero cuando ella se desnudó se me puso le pichula dura, me hizo una mamada en esa silla de oficina en la que pasa horas supuestamente estudiando, yo creo que viendo porno, pero ahí ella con su rostro pecoso me puso la tula pero en modo violento, la volteé para poder darle sin piedad mi pichula y su rostro lo dijo todo, casi rompo la silla por la forma anarquista de culiarme a mi puta, pero eso era lo que ella quería.