Natalie Monroe confiesa sus deseos sexuales y los cumple

6 min
No olvides dar Like si te gustó!

Natalie Monroe se despertó un domingo por la mañana con ganas de sincerarse con el mundo, su pololo la confrontó porque la vio con un vibrador rosa en el sapo y ella se puso contenta porque ya no tenía que ocultarlo más, por el contrario comenzó a responder las preguntas de su macho para que él sepa lo que ella más necesitaba en ese momento, pico duro y bien metido, admite que le gustan esos vibradores y sobre todo le gusta decir el tamaño adecuado de las vergas que le gusta meterse en la vagina, dicho eso el pololo le da una buena lamida en la vagina para satisfacerla, ella gime tan rico que es imposible no culearla.


Compartir Tweet