Mina gordita y con un poto ideal para rebotar pichula!

3 min

Por mi barrio en Iquique hay una mina gordita muy buena onda, a todos mis amigos y a mí nos cae bien, pero hace poco me enteré que quiere pololear conmigo y el problema es que no es mi tipo, aunque ella insistió y lo único que le pude ofrecer fue un rico anal hardcore y ella aceptó pues al parecer le encanta que se la metan por detrás. Fuimos a su casa y primero me la chupó, casi me muerde la verga pensando que era un embutido pero por suerte no pasó eso. Lo más rico fue cuando se la ensarté analmente, le dolía porque la tengo bien gruesa pero gritaba para que se la meta por el culo y que no pare, la mina disfrutó como nunca.

Compartir Tweetear