Mi vecina no debió ponerse ese colaless, acabé con ella

2 min
No olvides dar Like si te gustó!

Creí pertinente culearme a la perra pues hace unos días su marido se fue a la Antártida a una expedición y su mujer que es bastante joven y coqueta, es linda y he tenido estas ganas de coger con ella desde hace mucho y ella lo sabe, pero seguramente nunca pensó que culear conmigo era comerse una verga enorme, lo noté en sus retorcijones y su mirada mientras me la penetraba, traté de no ser muy duro con ella aunque con ese colaless simplemente me volví loco, sentí que la amaba, apenas hemos tenido sexo una vez pero creo que ella ya se plantea dejar al marido para irse conmigo y no la culpo, un pico como el mío es adictivo. 


Compartir Tweet