Mi polola se siente perra en el hotel

21 min
No olvides dar Like si te gustó!

Le dije a mi chiquilla que se espere al menos hasta horas de la noche para tener nuestro encuentro amoroso, para darle pico como se merece, ese sapito suyo es lo más rico que he probado en mi vida, además ella es linda y no es como mi ex, la otra weona decía que había que culear solo en la posición del misionero y en días especiales, pucha que mina más aburrida, pero con Sandrita las cosas son diferentes, el placer es máximo, las cachas son constantes e incluso en momentos inesperados, esta vez estábamos hospedados en un hotel de Viña, pero ella desde que estábamos en la sala de estar ya estaba con la chucha caliente, no pudo esperar más y le di pico ahí y luego nos fuimos al tiro a coger en la habitación.


Compartir Tweet