Mi mujer se disfrazó de diablita y pagó sus pecados analmente

5 min
No olvides dar Like si te gustó!

Ya sabemos que no es Halloween, esa wea ya pasó pero ella me dijo que nunca es mal día para disfrazarse de diablita, sobre todo porque a ella le gusta portarse mal, pues pensé que sería buena idea y además eso me daría ganas de culiarme a mi mujer pues por el trabajo y otras ocupaciones no he podido reventarle la chucha desde hace unos meses y en efecto, esa vagina estaba polvorienta y con telarañas pero con un soplido y una lamida estaba lista para culiar! Aunque viéndola así de rojo pasión, me puse como un toro fornicador y me la tiré de pie, era momento de que la perra pagara por sus pecados terrenales y se la metí por el culo para que sea mina buena.