Mi mujer es una tetona preciosa y la culié en la cocina

2 min
No olvides dar Like si te gustó!

Estaba como dudando de si compartir el video porque debido al apuro no coloqué bien la cámara y solo se ven las tetas y el rostro de mi mujer embargada de placer mientras le meto la pichula por detrás en la cocina, ella estaba lavando los platos y sin pedirle permiso le levanté la falda y ahí mismo le metí la pichula hasta regarle el poto con mi leche, subí el video porque me encanta ver cómo le rebotan las tetas en el lavabo, no me negarán que es un deleite ver cómo esas mamarias que han alimentado a nuestros hijos por años son una cosa hermosa! Me encanta chuparlas, saben a fresa y miel.