Meana Wolf también quiere ser monja puta!

10 min

Parece
que ya sabemos cuán será el disfraz de Halloween que primará este
año, habrán muchas monjas demoníacas por las calles y en fiestas
de disfraces que terminarán en orgías espectaculares, pero la que
no se salva de esa tendencia es nuestra querida Meana Wolf, la
canadiense más perrita que he visto hasta ahora y pues como dijimos
la mina ya está probando su caracterización como una monja
pervertida que al tratar de orar por las almas de personas condenadas
de pronto el demonio Valak la posee haciendo que cometa actos de
perversión y sexo desenfrenado, el demonio pone ante ella un macho
con la verga erecta y ella hace lo que mejor sabe… mamón y culiada
de ultratumba. 

Compartir Tweetear