Masajes en las tetas y una rusa para mi polola

4 min
No olvides dar Like si te gustó!

Tengo la suerte de tener una amante bien tetona, mi polola no lo sabe por supuesto pero no puedo negarme ante una mina con unas tetas de ese calibre, a esta pendeja la conocí en la pega y le encanta salir de carrete, ama el copete y todas esas weas, es una perdición pero ofrece tanto placer usando solo las tetas que ya se pueden imaginar lo feliz que estoy cuando estoy con ella... esos ricos masajes terminan siempre en buenas rusas aunque esta vez le puse un ingrediente lechoso en su pastel y ella se lo comió con deleite, adora la leche de mis cocos y cuando me da esas miradas de mujer pecadora ya le estoy preparando más leche, estar con ella es la raja weones.



Tweet