Maniaté a mi vecina para culearla sin permitir que escape

16 min
No olvides dar Like si te gustó!

Mi vecina llegaba de la universidad siempre con falda cortita y sus piernas me gustaban y me gustan mucho, la saludaba a lo lejos y ella me devolvía el salud, pero entraba a mi casa y me jalaba el ganso hasta quedarme sin leche en los cocos, hasta que un día le hice conversación y salimos, al regresar quedamos en volver a vernos al día siguiente, ella sabía que lo que yo quería era meterle pico, pero no esperaba que yo tuviera estos gustos un tanto raros, así es como para evitar que se me escape la weona porque mi pico seguro la asustaría, la até de manos y le metí el pico por el culo, luego por la boca, con sus brackets me hizo sentir que estaba culiando con un androide… qué rico fue. 


Compartir Tweet