Madre e hija observan sedientas cómo un pichulón se fapea

2 min
No olvides dar Like si te gustó!

Madre e hija se sentaron juntas para ver las cosillas traviesas que hay en Internet, la vieja sabe que no puede evitar que su retoño se toque la chucha así que en lugar de ponerla más rebelde, se sentó con ella para indicarle algunas cosas mientras observan cómo ese weon se jala la tula como loco, ellas primero se quedan sorprendidas de ver una verga de ese grosor, la madre le explica que una pichula así la tiene que chupar incluyendo los cocos, la mina le dice que sí, pero no pueden quitar los ojos de esa verga, no hay mucho más en realidad, las dos pendejas se pasan minutos observando hasta que el weon dispara toda su leche, se relamen las dos. 


Tweet