Lisa Ann fue a un Gloryhole y acabó bañada en leche

5 min

Lisa Ann a veces quiere experimentar, aunque a su edad ya lo ha probado casi de todo!, pero ella es una muñeca imparable, mejor dicho un máquina y a veces tiene esas ganas de comerse rico un pico pero no saber quién es dueño de la pichula que ella tiene en la boca, es por eso que la vemos esta vez en un gloryhole disfrutando de las bondades del elixir que sacan estos picos, ella sabe que tiene una cámara en frente por lo que le da un toque de perversión, creo que podemos estar de acuerdo en que le gusta tener las tetas frescas y mojadas en leche, termina con uno y pasa otro, esta mina es imparable y creo que pruebas de ello hay de sobra, solo hay que guardar silencio y verla!

Compartir Tweet