Le metí la pichula a esta mina gordita por hambrienta, su marido ya no la satisface


No olvides dar Like si te gustó!

A esta gordita la llevé al cine para ver la última película de Spiderman y luego al salir me dijo que a Peter Parker le hacía falta comer un poco más porque está muy flaco, le pregunté si quería un poco de mi telaraña y aceptó al tiro la glotona, yo ya había notado cómo se comía desesperada las cabritas pero esta vez le tocaba comer algo más grande y grueso, le di un beso y acaricié su poto con ganas porque tener unos cachetes así de grandes, la mina no cabía en sí misma al sentir cómo se la estaba metiendo, me dijo que le estaba dando dolor de cabeza de tanto placer y lo pensé un poco antes de ponerla de espaldas para meterle la tula por el ano que era mi idea inicial pero al ver su cara de placer no dudé en seguirla culiando... ya que tanto le gusta el cine y el sexo aproveché también para grabarla.



Tweet