Le hago una mamada a mi pololo al lado de la piscina

10 min
No olvides dar Like si te gustó!

Hace poco fui con mi pololo a una playa cerca de Santiago, estuvimos un rato en la piscina pero aprovechamos que no había casi nada de gente y le hice una rica mamada, se la comí con tantas ganas mientras tomábamos el sol que el hueón me embarró toda la cara con su leche calientita, me encanta sentir toda esa crema viscosa en mi cara pero más cuando me la dispara dentro de mi boca, se la chupé tan rico que tenía el pico bien duro y eso también me encanta sentir en mi cara.