Las nalgadas a Mandy Muse no son suficientes, necesita pico!

15 min
No olvides dar Like si te gustó!

Mandy se había comportado de muy mala manera, el viejo estaba por ver el partido de fútbol, pero la mina pasó por ahí y él la llamó, le dijo que le daría unas nalgadas para que aprenda a respetar, el viejo por lo visto no tenía idea que el poto de esta mina es mucho más grande de lo que incluso podemos ver, tiene capas y capas de carne de primera que la hace una suerte de escudo para ella, un escudo sensible al placer sexual, ella pone cara de placer claro, luego de ese castigo placentero la perrita le dice que aprendió y le hace una mamada a su figura paterna, para darle la razón y de paso para degustar un poco de crema, qué obediente la minita!


Tweet