Las bolas de billar pusieron caliente a Luna Star

8 min
No olvides dar Like si te gustó!

Sean Lawless estaba en su día de suerte, muchos días son de suerte para este calvito, él estaba en este salón de billar demostrando por qué es el mejor, por ahí andaba la camarera Luna Star, una de las más queridas por los clientes de este bar de mala muerte, la cosa es que Sean al hacer su movimiento de brazos para dar el golpe a la bola con el taco de pronto ese palo duro quedó en medio de las piernas de Lunita, ella solo se rió porque la situación fue jocosa, entonces se unió al juego, es buena con las bolas, pero es mejor cuando Sean viendo que estaba excitada la maraca empezó a culearla, era claro que la mina quería bolas de verdad. 


Tweet