La visita conyugal a esta prisionera se salió de control

12 min
No olvides dar Like si te gustó!

Cosas irregulares pasan en este centro penitenciario, el guardia se deja sobornar para que el marido de esta hermosa rubia pueda ir a visitarla en días no permitidos y darle pico, el sexo era buenísimo para la parejita, lo que pasa es que la vida criminal los ha llevado a estar separados, pero nada que el vil dinero no pueda solucionar y como es de esperar la prisionera no tarda en mamar con amor la pichula del marido, lo ha echado mucho de menos y se nota, la perra estaba gozando tanto que le pidió al marido que invite al guardia, lo ha notado muy solo y triste y qué mejor que ser partida por dos picos al mismo tiempo, se armó tremenda culeada para la rubia! 


Tweet