Hice un trío delicioso con las esposas de mis amigos

11 min
No olvides dar Like si te gustó!

Bueno weones, creo que ahora sí puedo decir que mis amigos son dos sacos de wea que no sirven para satisfacer a sus mujeres, eso me preocupa porque su felicidad es la mía y aunque me haya enterado de ese acto criminal de no dar placer a sus putas pues siguen siendo mis amigos y les hice un favor, llamé a las dos minas para proponerles un trí y al tiro me dijeron que sí, esto lo hice sabiendo que las dos maracas estaban con unas ganas inmensas de sexo... era poco probable que dijeran que no, le di buena plata a otro amigo para que nos grabara y también para que no diga nada, a estas dos maduritas les compensé el tiempo de escasez de placer sexual dándoles pichula a las dos, ellas respondieron bien masturbándome y chupando sus chuchas entre ellas... fue una tarde increíble y tanto así que un primo también se metió a la fiesta!