Guía turística japonesa me sacó toda la leche de los cocos

9 min
No olvides dar Like si te gustó!

Por la chucha weones antes que nada quiero admitir que no era mi intención visitar Japón, no era de los que sentían interés por la cultura nipona pero una polola era otaku, me tenía ya podrido con toda esta wea, pero poco a poco empecé a descubrir cosas bacanes, piolas weones y tanto que decidí derribar mis prejuicios y me fui a Tokio a conocer y quedé maravillado, es otro mundo! Pero algo que me dejó anonadado fue la hospitalidad de la guía turística, una mina japonesa preciosa, modelo parecía pero fue tan amable que al final terminamos una noche en el hotel culiando como locos, ella parecía algo asustada pero no se detuvo hasta sacarme la leche de los cocos, le hice una culiada honorable como respeto hacia su cultura.