Gordita empleada de McDonald me ofrece un servicio extra y muy sexual en su casa


No olvides dar Like si te gustó!

Trabajé un tiempo en esta cadena de comida chatarra y conocí muchas personas, algunos aweonaos que solo saben vagar pero otras personas muy lindas y una de ellas en especial se ganó mi corazón, se trata de María quien se encarga de preparar las bebidas calientes para los clientes, tuve que dejar la empresa pero no sin antes llevarme un recuerdo y según ella un servicio extra y totalmente sexual, al parecer ella también está muy enamorada de mí, para qué nos vamos a engañar, cuando se desnudó se me paró tanto la pichula que me recosté en la cama con la verga colgando y cuando ella montó mi pieza dura fue lo más rico del mundo, más rico que esas hamburguesas... no se imaginan cómo disfruté de apretar esos cachetes y empujarle cada vez más duro el pico.


Tweet