Gorda culona es ultrajada por el ano, la weona recibe visita del vecino y no lo deja ir hasta que el weon la clave con el pico


Se trata de un vecino amigo mío, yo ya no vivo en ese barrio pero conozco a esta gordita potona y en efecto, siempre ha sido medio maraca, se ha comido tantas vergas como hamburguesas en su vida y por lo visto no ha dejado el vicio. La mina está sin pololo desde hace un tiempo y obviamente su choro y su ano ya le exigen la penetración de un pico grande y este vecino le hizo el favor, la gordita tiene buen culo no hay que negarlo y ese traje de lencería le queda muy bien por lo que entiendo que mi amigo le haya hecho ese anal tan duro y con tantas ganas.

Compartir Tweet