Gia Derza pedía a gritos que le aniquilaran el culo

10 min
No olvides dar Like si te gustó!

Parece que la perra se apresuró mucho en eso de casarse y ser ama de casa, pero es que la mina sintió tanto amor y deseo por ese viejo militar y de porte varonil que no lo quiso dejar ir, era el tipo de hombre que ella siempre deseó para su vida, sin embargo empieza el video y podemos notar algo de tristeza en ella, aburrimiento porque se la pasa todo el día haciendo los quehaceres mientras espera que su marido llegue, la mina pedía sexo y que la penetraran sin compasión, la mina tuvo suerte, el marido llegó y extrañamente más excitado que nunca, estaba en época de apareamiento y además vio que su hembra necesitaba del calor de un pico y se la cogió de manera tal que la perra dejara ya de quejarse.