Soy la enfermera más erótica del hospital

Esto no lo puedo hacer en el hospital donde trabajo porque me despiden, obviamente pero cuando estoy en casa puedo hacer lo que me venga en gana, mi pololo me dejó hace un mes y de lo que se pierde el saco de wea ese, pero yo como una buena mina fuerte y valiente estoy saliendo adelante y superando las trabas de la vida, pero a veces creo que está bien hacer cosas como éstas, me hace sentir libre y sensual, una vez un médico pediatra me chupó la chucha y yo le hice sexo oral, es cierto… a veces pasan cosas perversas en ese lugar.

Éste no es el uniforme que uso en el hospital claro que no, porque mis pacientes mueren de infarto, pero me lo compré para una ocasión como ésta, espero pronto conocer a un hombre educado y respetuoso que me sepa hacer sentir mujer, pero no me estén jodiendo mucho que por ahora prefiero andar sola, esto lo hago por pura diversión.