Incluso triste esta lindura pide crema

A veces mi polola se pone triste, por las cosas que están pasando, aunque siempre ha sido así, algo sensible y se deprime con facilidad, pero eso sí weones, a mi polola no hay que dejarla sin pico y crema porque ya sería el desastre, es hermosa, sus ojos me enamoraron y no fue fácil jotear con ella, meterle labia y convencerla de estar conmigo, hay que ser bastante saco de wea para no saber apreciar una muñeca como ella cuando la tienes cerca, lo bueno es que ahora estamos juntos y adoro cuando se quita la ropa pidiendo consuelo. Se deja el pelo en la zona púbica pero se rasura de manera que le queda una línea que lamo con un amor que no se imaginan, enamorarse de ese poto es fácil, complacerla no tanto... pero uno disfruta hasta el fin meterle pico hasta dejarla bien llena de crema, así sí está contenta.