Homero se encarga de satisfacer sexualmente a Lisa

Lisa ya creció y es una maraca tentadora, sensual y de cuerpo de infarto, Homero y el abuelo estaban viendo la tele cuando la mina quiso salir por la noche con su pololo Nelson, pero el weon no funciona en el sexo, puede ser muy matón y todo pero cuando ve una película romántica se le muere la tula y es un mar de lágrimas.

Podrán imaginarse lo frustrada que regresó Lisa, sin sexo y aburrida, pero Homero como buen padre protector de los suyos se hizo cargo de complacer sexualmente a Lisa, aunque la mina estaba ya durmiendo cuando el borracho entró a su pieza y viéndola mostrando la vagina y las tetas no pudo resistirse y en lugar de emborracharse con unas cervezas le dio una culeada como esas que le da a Marge.