Gorda bonita me deja chupar sus teta por horas

Ya los tiempos de universidad con ella se terminaron, pero estamos pasando a vivir otra etapa de nuestras vidas porque vivimos juntos, éramos vecinos y ahora somos como almas gemelas, la mina siempre supo que sus tetas me hacen una persona mejor jaja, bueno quién no querría ser merecedor de esos melones?... lo que me gusta es que puedo pasar horas lactando de esas tetas y ella solo se ríe, me acaricia y me da besos. Es un encanto, antes se impacientaba, pero ahora aprendió a complacerme en esos deseos que su bonito cuerpo despierta en mí, le gusta ponerse su lencería, más ahora que debemos pasar muchas horas encerrados, marca la belleza de su cuerpo con extra de carne.