Esta tula no me deja respirar, qué rico!

Mi pololo es muy celoso y cuando me ve hablar con alguno de sus amigos por más de cinco minutos, me da una mirada y yo ya sé que esa noche habrá sexo duro, pero no me molesta, me gusta… me hace sentir como una mina especial… que no encontrará a nadie como yo en este mundo, pero a veces he estado a punto de quedarme sin aire a causa de la tula gruesa y caliente que tanto le gusta meterme en la boca.

El sexo oral no es algo que me haya gustado especialmente, siempre he preferido el sexo anal, es brutal weones, pero con este weon siento que he aprendido a mamar pico como se debe, es rico… me siento a veces maraca pero vale la pena por hacer lo que más me gusta en la vida que es tener sexo.