Ese vestido de sirvienta pone a mi mujer muy caliente

Se lo compré para Halloween del año pasado, no es que tuviera ganas de salir a pedir dulces pues ya estamos grandecitos para eso, pero sí pensé que sería bueno para hacer algunas cositas traviesas en casa, luego ver películas de terror y tener sexo duro, eso pasó, fue muy bueno. Pero mi esposa parece que se ha tomado muy en serio esto de ponerse en el rol de la sirvienta puta y ya varias veces me despierta por las mañanas y me dice “qué quiere que haga hoy señor” y al mismo tiempo muestra sus tetas.

Me pone el pico tremendamente tieso, ella me muestra su culo y me dice que espera poder complacerme como se debe, me da un poco de risa pero no pasa mucho para que yo saque la tula y se la muestre totalmente dura, ella adora mamar, siempre pensé que ese traje de sirvienta le quedaría bien pero se está tornando en una maraca imparable.