El pico no entra en su boca pero ella se esfuerza

La vecina es buena onda, me gusta mucho su forma de ser y por eso somos amigos, aunque últimamente he notado que me mira de otra forma y comprobé que su atracción por mí eran reales, lástima que ya tengo polola y es muy probable que para diciembre me case con ella, pero quién soy yo para negarle pico a esta señorita y después de todo la conozco y sé que es una chica de bien.

Fue una tarde en la que yo había salido a comprar empanadas cuando ella me detiene en la calle y me dice que está sola en su casa y que si tenía tiempo que la podía acompañar, yo sabía lo que quería la mina, no quería meterme en problemas pero un momento de sexo no le hace mal a nadie, miren… yo tengo el pico grande y no es por creerme la gran cosa ni nada, es un hecho no una opinión y otro hecho es que la mina no pudo meter todo este pico en su boca, pero le puso ganas y yo respeto eso.