El pico de mi cuñado me sacó de la depresión!

Parece broma pero no, yo sí estaba pasando por momentos difíciles, problemas en casa, problemas con los vecinos, decepciones amorosas, esas cosas me hicieron pasar por una etapa dura de mi vida, pero como mujer valiente que soy saqué fuerzas de donde sea weones, para poder alcanzar un nivel de tranquilidad que me permitiera hacer mi vida.

Sé que no es lo adecuado el comerme el pico que es de mi hermana, no tiene tampoco por qué enterarse, pero debe comprender que la estaba pasando mal y si le resulta consuelo es el mejor pico que me he tragado, por la boca y por la vagina, qué rico la mete el saco de wea!, me hizo sentir tanto placer que encontré un nuevo norte y ahora veo las cosas de forma distinta, más positiva y sexual sobre todo.